“ TODOS SOMOS UNO CON LOS DEMÁS "

viernes, 18 de mayo de 2018

Marcelino Champagnat nació el 20 de mayo de 1789 en Rosey, Marlhes, próxima a Saint-Etienne (Loire) en Francia. De Juan Bautista, su padre, comprometido con los ideales de la revolución francesa, aprendió su amor al trabajo y el espíritu emprendedor. Su madre, María, y su tía religiosa exclaustrada cultivaron en él la piedad, la caridad cristiana y la devoción mariana.
Marcelino Champagnat fundó, el 2 de enero de 1817, en la Valla (Francia), un Instituto religioso laical, o Instituto religioso de hermanos, con el nombre de Hermanitos de María. Él lo concebía como una rama de la Sociedad de María. La Santa Sede lo aprobó en 1863 como Instituto autónomo y de derecho pontificio. Respetando nuestro nombre de origen, nos dio el de Hermanos Maristas de la Enseñanza (FMS: Fratres Maristae a Scholis).
Los hermanos maristas somos hermanos consagrados a Dios, que seguimos a Jesús al estilo de María, que vivimos en comunidad y que nos dedicamos especialmente a la educación de los niños y de los jóvenes, con más cariño por aquellos que más lo necesitan.